La televisión en España se ha caracterizado, principalmente en sus primeros (y dorados) años como una fuente inagotable de míticos formatos. Hoy en día parece que muchos de estos se han quedado en el olvido, y algunos nos han acompañado hasta nuestros días. Otros podrían ser perfectamente recuperables, y la crítica los volvería a aplaudir estos concursos seguramente.

Analizamos los concursos más importantes que han acompañado al público en España, en un recorrido a lo largo de la historia de los más míticos, y ya desaparecidos, a los que han conseguido sobrevivir al paso de los años y todavía se mantienen, aunque con algunos cambios, pero manteniendo su gran esencia.

El precio justo


El concurso presentado por Joaquín Prat contó con un total de 223 entregas en las cinco temporadas que duró. Entre 1988 y 1993 los concursantes decían aproximarse lo máximo posible, pero sin pasarse, al precio justo del producto que les ofrecían en el escaparate.

Un programa que le dio muchas alegrías a las miles de personas que pasaron por sus atriles, pensando en el precio de aquellos objetos que no se les podía escapar. Había desde coches, motos, joyas, viajes por el mundo, hasta una infinitud de electrodomésticos y cosas varias, cuyos concursantes debían conocer el valor monetario.