Las bandas sonoras son una de las partes más importantes en el cine. Una película puede ser magnífica, pero si su música es mala, tiene la mitad de la batalla perdida. En cambio, lo mismo sucede al contrario, un mal filme con una música que te haga saltar las lágrimas. 

Pues a eso hemos venido aquí, a conocer esas películas que de no ser por su banda sonora, no serían nada. Eso sí, hay alguna que se salva, pero aunque el filme sea bueno, su música le supera con creces. 

2Algo en común

Otra de las películas que posee una de las bandas sonoras que logró superarle fue esta del año 2004, en la que Coldplay lo bordó, con el tema Don’t panic. 

Esta comedia romántica no estuvo mal, con una jovencísima Natalie Portman, que dejó de brillar debido a la calidad de la música elegida para el filme. 

Otro de los grandes temas fue The only living boy in New York, de Simon & Garfunkel. Estos y otros temazos más lograron llevarse toda la atención de la película.