Hollywood ha presenciado, a lo largo de su historia, momentos buenos, malos y, en ocasiones, algunos realmente desagradables.

El séptimo arte es una de las industrias que más cuidado y seguridad tiene al momento de llevar a cabo una producción. Son horas de estudios, análisis y búsqueda de lugares que representen el menor peligro posible para los actores, directores y todo el equipo de trabajo de Hollywood.

Se ha especulado que para seleccionar un lugar, llámese bosque, lago, mar, desierto o cualquier otro rincón de la tierra, el estudio y encargados del tema de seguridad pueden durar hasta más de una semana analizando las posibilidades del riesgo. Si bien estos sitios hacen que la película tome una estética muy interesante, existen algunos problemas que pueden afectar al rodaje.

Desde animales salvajes hasta situaciones climáticas pueden presentarse en lugares que, lógicamente, son incontrolables para el hombre. Es por ello, que este proceso tiende a ser uno de los más complicados y engorrosos durante el rodaje.

En cualquier ámbito laboral es fundamental que haya compromiso con la prevención de riesgos laborales inherentes a un puesto de trabajo (PRL). Allí entran todo lo que son actores y dobles de riesgo, quienes exponen sus vidas, de cierta manera, para que una toma quede a la perfección. Por lo tanto, sus productoras deben planificar y garantizar la seguridad de todos los que trabajen en ese sitio.

Se cree que, bajo cierta teoría, los especialistas en escenas de riesgos están preparados para lo que sea. Sin embargo, esto no es así, debido a que ellos son los que más peligro corren y, a su vez, generan un riesgo para todos los que trabajen con ellos.

2Otros casos fatales

actores

Hollywood no se escapa de las críticas sobre los accidentes y muertes que son generadas durante la etapa de producción de sus cintas. Entre los tristes momentos está el de Joe Wats, doble de Vin Diesel, quien fue inducido al coma después de que un cable de seguridad se rompiera y el actor cayera de nueve metros.

Otro, que no podrá tener consuelo, es el de James Emswiller, un técnico de sonido que perdió la vida en el rodaje de una de las películas de Tom Hanks al caer desde un segundo piso en el Monte Líbano. Igual le sucedió a Harry O’Connoer, un doble de Vin Diesel en el año 2002 que murió en la filmación de una escena de alto riesgo.

Y sin contar casos como el de Olivia Jackson, quien estuvo en coma y perdió un brazo después de un accidente de moto durante la filmación de Resident Evil. Según los rumores, el hecho ocurrió por un fallo mecánico que provocó el accidente de la actriz. Además, Jackson sufrió graves heridas en el rostro y tuvo perforación de pulmón.

Ahora que sabes los riesgos y los accidentes que se producen en la industria cinematográfica, te presentaremos una breve lista de actores de Hollywood que estuvieron a punto de morir en sus películas.