Dobby no era el único elfo y otras diferencias entre las películas y libros de Harry Potter

Todos tenemos claro que nos encanta el mundo del cine. Pero en ocasiones, hay algo que falla y no se trata de la producción en sí, sino que cuando una historia nos gusta, no podemos evitar el comprar los libros con las películas. Tal y como sucede en Harry Potter, las diferencias son abismales.

Siempre va a variar, es cierto, pero a veces nos encontraremos con detalles totalmente diferentes y que conviene conocer. El mundo mágico de Harry Potter es algo que nos ha cautivado. Pero también hay que reconocer que los fans no disfrutan de manera igual en las películas que en los libros.

El color de ojos de Harry Potter

harry potter-color-de-ojos

Es cierto que aunque no lo parezca, sí suele ser otro de los motivos que no nos dejan imaginarnos a los personajes. Porque si leemos el libro antes de ver la película, nos podemos hacer una idea de los personajes. Les pondremos cara y hasta facciones o nos imaginamos su color de cabello y la forma de su sonrisa. En este caso, ya no había ningún tipo de dudas, porque nos lo aclararon en varias ocasiones.

En la parte del libro nos decían que el color de los ojos de Harry Potter era verde. Porque su madre así los tenía. Por lo que todos esperábamos que su protagonista también los tuviera y no. Daniel Radcliffe tiene los ojos azules. Sí es cierto que para ello existen las lentillas, pero en el caso del actor no le sirvieron de nada ya que es alérgico. Por lo que tenemos que hablar de otra de las grandes diferencias que nos podemos encontrar entre la versión escrita y la que vimos en la gran pantalla.